Collares de lactancia

Los collares de lactancia están hechos con materiales naturales y tejidos en algodón 100%, con bolas de diferentes tamaños y texturas, rellenas con bolas de madera o algodón, lo que hace que el bebé pueda chuparlos o morderlos.

Los bebés los acarician y agarran mientras maman o toman el biberón, o mientras es porteado, recibiendo diferentes texturas y durezas como estímulo y evitando que agarre el pelo o lo pendientes.

Además son un bonito complemento para lucir en el cuello.

Aunque estén pensados para los bebés, no son un juguete en sí mismos por lo que no se les debe dejar solos con el collar sin vigilancia, por seguridad.

Se recomienda lavarlos a mano y secarles al sol o sobre el calor de un radiador para que sequen bien en profundidad la parte interior.

Se pueden hacer en los colores, tamaños y adornos deseados.